martes, 18 de noviembre de 2008

Catamarca 2008

En Octubre, viajé con mamá 5 días a Catamarca, la tierra natal de mi papá. Fuimos en micro hasta Alta Gracia, Córdoba, donde nos encontramos con mi tío Juan y mi tía Nora, y juntos, partimos en auto hacia Catamarca. Ese trayecto en auto particular, se me hizo eterno, pues al pricipio el paisaje era verde y agradable, pero luego, al pasar por las salinas, la sensación de calor y sed fue inevitable para mí (tenía agua, jugos, y gaseosas en el auto, pero igual jaja), además de que los celulares no tenían señal y me sentía en esas películas yankees en las que hay maniáticos en las carreteras y no hay lugar dónde pedir ayuda XD De todos modos, no fue tan desagradable, yo exagero... dormí casi todo el tiempo, para variar jajaja. Además, mis tíos y mi mamá son muy buena compañía realmente, y no me podía aburrir con ellos (aunque existan las razonables diferencias generacionales, religiosas, etc., que no se notaron). Cuando llegamos a Catamarca, capital, nos llevó un par de horas encontrar alojamiento con un buen estacionamiento para el auto, pero finalmente nos hospedamos en las habitaciones para los peregrinos pertenecientes a la Iglesia, que estaban muy bien ubicadas, eran económicas y además poseían la belleza propia de los edificios coloniales e históricos.... pero eran tan pequeños los cuartos! y todo el sonido de los pasillos entraba sin restricciones (y ni hablar del hecho de que los mosquitos me acosan y en ese lugar había muchos T.T). Fue una hazaña conciliar el sueño esa noche, porque se estaba jugando un torneo de volleyball juvenil en la ciudad ¿y a que no saben dónde se hospedaban varios de los equipos masculinos? u.u Recuerdo que se pasaron toda la noche discutiendo porque uno de los chicos perdió la llave de la habitación... hasta soñé con ello XD Esa es una foto de la vista que tenía desde la ventana de la habitación (Si presionan las fotos, se agrandan. También pueden apretarlas con el botón derecho y elegir "Abrir vínculo en una nueva pestaña/ventana"). Allí sólo pasamos una noche, pues al otro día, luego de desayunar, partimos hacia Andalgalá. Para llegar, debimos pasar por un muy conocido y zigzagueante camino que atraviesa las montañas (es decir, una quebrada), llamado "La Cébila". Es realmente hermoso, aunque puede llegar a ser peligroso si no se es cuidadoso al conducir (se pueden ver muchas cruces y tumbas en el camino). El verde era el color predominante, sin embargo, al parecer recientemente hubo un incendio, porque grandes espacios de pasto y árboles estaban quemados. Luego de pasar la Cébila, el paisaje no era tan agradable, y fueron varias horas de calor viajando, pero finalmente llegamos. En realidad, no nos dirigimos primero en Andalgalá, sino que hicimos una parada para comprar vinos en el viñedo de un famoso productor de la zona, y luego fuimos directo hacia Villa Vil (que queda próximo a Andalgalá) a la casa de mis tíos Julio y Amalia, y mi primo Carlos, a quienes conocí por primera vez y ahora los adoro! Y su hogar es una belleza! con un jardín de hermosas rosas entre las montañas y sus árboles frutales, parece un paisaje de película. Allí se hospedaron mis tíos Juan y Nora, y con mamá lo hicimos en un hotel en Andalgalá porque ya habíamos ido con esa idea. Luego fuimos a saludar brevemente a la casa de mis tíos José y Adela, y mi primo Daniel (a quienes también vi por primera vez, y me atraparon sus miradas cálidas e inocentes, imposibles de encontrar en la ciudad), aunque lamentablemente no pude conocer profundamente al resto de mis primos, hijos de José y Adela, sólo los saludé un poco y se fueron porque eran muy tímidos! Nos citamos para desayunar juntos en 3 días. Finalmente, pasamos a visitar a mis tíos Tito y Angélica (realmente, nombre más adecuado para ella, imposible), de quienes simplemente me enamoré... desde que los conocí (a ellos tampoco los había visto nunca), no puedo dejar de recordar sus sonrisas tan cándidas en ese paraíso en el que viven! creo que un pedacito de mi corazón se quedó ahí con ellos. Son dos viejitos que se ocupan solitos del trabajo de la tierra y como compañía sólo tienen un perrito travieso y tímido al mismo tiempo, llamado Coco (amigos, si la vieran a Angélica, como llamaba a su perrito a lo lejos "Coquito! Coquito!", les aseguro que hasta al más insensible se le cae la armadura y se le ablanda el corazón de la ternura, Angélica no es nada más ni nada menos que un ángel). Quedamos con ellos, en almorzar juntos en 2 días. Luego, Juan y Nora nos llevaron hasta la ciudad de Andalgalá, donde nos hospedamos con mamá en el Hotel Confort, el cual les recomiendo si alguna vez van a Catamarca, pues pasamos allí una estadía realmente muy cómoda y placentera (el nombre del lugar es adecuado XD). Todas las noches cenábamos en el restaurant del hotel y la comida era muy rica (sobretodo la cazuela de mariscos, que aún extraño). Les aclaro que a excepción de Juan, los demás tíos que mencioné no son hermanos de mi papá (y no Nora es la esposa de Juan, como ya habrán supuesto), son primos, pero siempre fueron muy cercanos, prácticamente crecieron juntos. La foto es de Juan y Nora en casa de Angélica y Tito.
Al día siguiente, pasamos por la casa donde había vivido mi papá (su segundo hogar, porque en realidad nació en las Estancias, pero ya llegaremos a esa parte), ahora sólo quedan algunas ruinas y una nueva familia vive allí. Me dijeron que es muy distinto a sus tiempos (lo que es lógico), sobretodo porque se ha dividido el terreno en partes más pequeñas y se han derrumbado partes del edificio de la casa, pero igual fue muy lindo para mí conocer el lugar donde papá pasó gran parte de su infancia, más precisamente, su etapa escolar. Luego fuimos con mamá, Juan, Nora y Amalia a "La Toma", el lugar donde se encauza el río para distribuir su agua en canales que van por toda la ciudad. Lamentrablemente no tengo buenas fotos de La Toma, porque me metí en el agua (sólo los pies, estaba congelada!) y me olvidé del mundo... no sé si estuve allí 10 minutos o 10 horas, pero me pareció muy poco tiempo; podría haberme quedado a vivir ahí. El recuerdo de ese lugar me da tanta paz! Ahora, en la ciudad, con las presiones y los problemas propios del entorno, pienso en el río cayendo de la montaña con fuerza y ahogando todo otro sonido, el verde que me rodeaba y el cielo tan puro y celeste, y es como si todo lo malo de este mundo fuese una mentira pequeña e insignificante que no deja ver lo maravilloso que es estar vivo. Con mamá nos pusimos a cantar, porque era inevitable no hacer otra cosa en ese lugar. También escalamos un poco las montañas, pero no podíamos alejarnos mucho porque los demás no esperaban y ni siquiera les habíamos avisado que estabamos de exploradoras jajaja, creo que heredé cierto carácter aventurero de mi mamá XD Ella en la ciudad es muy cautelosa y precavida (tal vez demasiado), pero en medio del bosque es capaz de tirarse de un árbol a otro como Tarzan! jajaja Realmente ambas nos dejamos atrapar por el espíritu de la montaña. En esa foto se ve bien la belleza del lugar, que por momentos era muy verde, y cuanto más nos alejábamos del río se volvía más seca y con muchos cactus. También había una inexplicable sensación de misterio en el aire, como si le susurraran a uno en el oído toda la historia y los secretos que guardaba aquel hermoso lugar. Muy cerca de La Toma, hay un lugar llamado "La aguada", que tiene un recreo donde la gente suele pasar las tardes de verano, y aunque el caudal del río era muy pequeño cuando fuimos (podíamos caminar entre las piedras), suele crecer mucho más en otras temporadas. En la foto de mi mamá se puede ver bien, y mis descripciones se vuelven innecesarias (jajaja si mamá ve que subí esa foto donde sale despeinada y con cara graciosa, me mata XD). De todos modos, no pudimos estar demasiado tiempo en La Aguada porque comenzó a soplar un viento fuertísimo que levantó todo el polvo del suelo y era imposible ver más de unos pocos metros delante nuestro. Cuando volví al hotel ese día, con cada movimiento que hacía se me caia tierra y más tierra de la ropa... ¡Dios bendiga a las duchas, el jabón, el shampoo y todos los elementos de baño existentes!! Ese día ya no pudimos volver a salir debido al fuerte viento, que incluso soplaba furioso en la ciudad y llenaba de tierra las casas.
Al otro día, tuvimos el tan esperado asado en casa de Tito y Angélica!!! no sólo fue delicioso (con una carne tierna acompañada de ensaldas que Amalia preparó), sino que la compañía y el lugar, convirtieron ese momento en algo único e inolvidable. Para que se sitúen, la casa de Angélica está en medio de las montañas, y está rodeada por puro verde, árboles frutales y de todo tipo (mis favoritos fueron los olivos -que hasta pude cosechar-, el viñedo y el gigantesco árbol de peras); soplaba una brisa agradable (aunque avanzada la tarde se puso más fuerte), el cielo resplancedía, los pájaros llenaban el hogar de música, las flores perfumaban el ambiente (Angélica también tenía un rosedal hermoso, al igual que Amalia), y los comensales eran simplemente encantadores! En la foto, de izquierda a derecha, están: mi primo Carlos, Amalia, mi mamá, Angélica, Nora, Juan, Tito, y Julio. Ese día hablé mucho con mi primo, que tiene mi edad y es sumamente agradable! me comentó sobre las costumbres de los jóvenes del lugar (que en cierto modo no varían mucho a la gran ciudad, pero se diferencian en que existe muchísima menos violencia y episodios desagradables -lo que es lógico, pues allí se conocen todos los pobladores entre sí-.), y nos pusimos de acuerdo para ir día siguiente a Las Estancias, el lugar donde nació mi papá. Pasamos la tarde entera en casa de Tito y Angélica, y ellos me contaron muchas cosas interesantes sobre el lugar y sus experiencias; luego caminé un poco por los terrenos de su casa (que era enorme y no estoy segura de dónde comenzaba y dónde terminaba XD), y como el viento comenzó a soplar muy fuerte, no pude hacer lo que tantos deseos tenía, que era dormir una siestita a la sombra de los árboles jajaja, así que me refugié en el auto de mi tío y allí las copas de los árboles me cantaron una nana hasta que me dormí. En la foto, estoy al costado del camino de entrada a la casa de Tito y Angélica. Esa noche recibimos la visita de otro primo en el restaurant del Hotel (él vive en la ciudad de Andalgalá, no en Villa Vil), con quien cenamos y nos comentó algunas novedades.
Por la mañana, fuimos temprano (junto con Nora y Juan, que nos buscaban siempre en su auto) a casa de José a desayunar con ellos. Nos esperaba mate y pan casero hecho por Adela (aunque yo tomé té, porque nunca podré acostumbrarme a tomar mate, lamentablemente). Pude conocer a mi primo Daniel, que es sumamente pícaro y divertido; pero lamentablemente a los demás primos sólo los saludé, pues como comenté más arriba, eran muy tímidos. Eso fue algo que me sorprendió bastante, pues allá, los jóvenes (incluso de mi edad), conservan muchísimo de la inocencia y timidez propia de la infancia, es algo que me encantó y me produjo muchísima ternura! José y Adela son personas encontadoras y sumamente cálidas, es un gran placer pasar tiempo con ellos, y por momentos me daba la impresión de conocerlos de toda la vida. En la foto, de izquierda a derecha: José, Daniel, Juan, Nora, Adela y mamá. Luego de despedirnos de Adela, José y Daniel, fuimos a casa de Carlos, Julio y Amalia, donde mientras disponían los últimos preparativos del auto de Carlos (y de paso, darle un descanso al auto de Juan y al propio Juan, a quien siempre le tocaba conducir), caminé por los hermosos jardines de su hogar junto con mamá. Tienen unas deliciosas plantas frutales, y aún siento en la boca el sabor de las naranjas recién tomadas de la planta. También me subí a su tractor!! jajajaja XD Me divertí mucho. Finalmente, nos pusimos en marcha hacia Las Estancias junto con mamá, Nora y Juan. Las Estancias están a 2.000 metros sobre el nivel del mar, y la subida no es fácil (aunque Carlos estaba acostumbradísimo a conducir por allí debido a su trabajo), pues la cuesta (llamada "La Chilca") es aún más zigzagueante y peligrosa que La Cébila, sobretodo porque La Chilca está en constante y abrupto ascenso y el camino es de una sola mano, por lo cual, el conductor debe estar siempre atento en las curvas para no chocar (o para no caer al vacío). En la foto se muestra la vista que teníamos mientras subíamos La Chilca (y era menos de la mitad de camino), pues hicimos una parada para mirar el paisaje y estirar las piernas. Creo que tardamos aproximadamente 40 minutos en llegar a Las Estancias desde Villa Vil... lo que yo tardo en llegar a mi facultad T.T A diferencia de Andalgalá, el clima de Las Estancias es mucho más húmedo, y por lo tanto, hay mucho más verde. Nuestra primer parada fue en casa de Tadeo, el hermano de Carlos. Tanto Tadeo como su esposa y sus dos hijitos fueron muy amables y nos acompañaron en su auto a recorrer Las Estancias, lo cual hizo aún más divertida la salida porque los nenes eran adorables y se la pasaron jugando conmigo! (aunque ese día me dormí apenas puse la cabeza en la almohada de tan cansada que me dejaron de correr de acá para allá XD). En la pic pueden ver el paisaje de Las Estancias. No tomé muchas fotos de los pueblos que conforman Las Estancias, porque el paisaje natural me encegueció demasiado con su belleza; pero si algo me sorprendió de ellos, fue que estaban más poblados de lo que yo esperaba. Visitamos 3 casas más de parientes lejanos de la familia de mi papá, pero no pasamos mucho tiempo con ellos. Lo que yo esperaba con más ansias de mi visita a Las Estancias era poder conocer el lugar donde mi papá nació, y aunque su casita ya no está, pasamos por allí (aunque no pudimos escalar al lugar exacto porque el grupo estaba conformado por personas mayores o con problemas de movilidad). De todos modos, tomé fotos de los lugares cercanos por los cuales frecuentaban (la pic de la izquierda es una de ellas). A pesar de ser un día muy soleado, el viento era muy frío, y tuve que abrigarme. En el camino de regreso pude ver el Nevado del Aconquija, que con los colores del atardecer, se convierte en un recuerdo que vale la pena guardar en el corazón. Cuando llegamos a La Chilca, ya había oscurecido totalmente, y tuvimos que hacer el camino iluminados solamente por la hermosa luna, las estrellas y los faroles del auto. Carlos estaba acostumbrado, pero al resto de nosotros nos llevó varios minutos acostumbrarnos a la situación, pues estaba tan oscuro que ni siquiera podíamos ver hacia el vacío (afortunadamente el camino se veía bien, que era lo importante). De todos modos, la desconfianza duró poco y no impidió que disfrutara del trayecto, el cielo se veía hermoso y daban ganas de pararse allí, en medio de la nada a contemplarlo hasta el fin de los tiempos; tuve que conformarme con apreciarlo desde dentro del auto en marcha y acompañada por la música de mi mp3 (muchos de esos temas están en el reproductor de este blog). Esa noche, en el hotel, soñé con la luna y las estrellas que pude ver desde La Chilca.
La mañana siguiente hicimos los últimos preparativos y abandonamos Andalgalá, pero en esta ocasión no hicimos parada en la capital. Fueron aproximadamente 6 horas en auto, pero con lo fuerte que estaba el sol y el calor que hacía (porque no había viento), parecieron muchas más. Fue una bendición llegar nuevamente a Alta Gracia, Córdoba, a la casa de Juan y Nora, para poder darme un baño y tomar algo fresco! a la ida no había sufrido el viaje tanto como a la vuelta (y no fui la única) debido al calor. Recorrí brevemente la ciudad de Alta Gracia y tomé algunas fotos, pero pronto debimos abordar el micro ómnibus de regreso a Buenos Aires (encima casi lo perdemos XD). Me encanta conocer nuevos lugares, y viajar, pero también creo que una parte importante de los viajes es el retorno al hogar, donde está todo lo que uno ama (aunque sé muy bien que algún día mi espíritu será totalmente libre y ya no necesitaré regresar a casa).

Hay muchos detalles y anécdotas que faltan por contar, pero ya quedó demasiado extenso el relato. Espero que les haya llegado un poquito del viento y perfume de Catamarca y no se hayan aburrido tanto. Les agradezco por su visita y por leer, amigos viajeros! Y si quieren comentarme sobre los lugares que conocieron y los atraparon con su belleza, no se contengan!! Y disculpen por tanto retrazo en actualizar, escribí el texto hace un tiempo, pero estaba esperando por si recordaba algún hecho importante XD (igual, seguro olvidé miles de cosas). Zai jian! :)


xMOZARTx

13 comentarios:

helike dijo...

qué lindo que es viajar! y encontrarse con familiares que uno no conocía

che, cuando nos juntamos a tomar unos mates? ya terminé de cursar, así que tengo más tiempo

un beso!

xMOZARTx dijo...

Sí! fue encantador conocer a mi familiares (claro que fue agradable porque ellos son un amor, si eran antipáticos tal vez no XD). Tengo muchas ganas de volver a verlos u.u

La semana que viene nos encontramos sí o sí, amiga! :)

Mozart.

0nironauta dijo...

Te devuelvo la visita, Mozart.
Siempre es un placer conocer a más 0nironautas, sobre todo porque aquí en Europa ya casi no hay relación con la Madre.

Tu blog transpira energía.

Un saludo ^^

xMOZARTx dijo...

Yo sólo conozco onironautas europeos. En mi propio país encontré pocas personas interesadas o que recientemente ingresaron al mundo de los sueños lúcidos (y no de manera frecuente).
Me alegra mucho que hayas visitado mi blog! :) Saludos!


Mozart.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=UhHhXukovMU

xMOZARTx dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA XDDD

Es excelente XD

Wow! dijo...

me encanta tu blog y esa forma de narrar que tienes tan cálida y entrañable

xMOZARTx dijo...

Muchas gracias! es todo un placer que visites mi blog :)
Mi sueño es poder recorrer todos los hermosos lugares que mostrás en tus fotos (y aunque ahora no pueda hacerlo, esa es mi meta). Espero que sigas compartiendo más sobre tus viajes, porque el poder ver esas fotos, es para mí estar un poquito más cerca.
Saludos! y gracias por visitarme!

Mozart.

Death city dijo...

ai hito :3
q bonitas fotos ^^
aparte c nota q te tocaron lindos dias :D

^^
q bueno q te divertiste
:3


aca te escribe la diva :D

Rocío y Magdalena dijo...

Hola Mozart. Nos encanta tu blog y esperemos que siga evolucionando favorablemente como lo ha ido haciendo. Espeamos que sigas visitando nuestro blog y ENHORABUENA!!! ;D

xMOZARTx dijo...

Gracias Diva por visitarme!! tu blog está hermoso!(ya quisiera yo saber hacer todas esas ediciones de imágenes u.u) espero con ansias nuevas entradas :)

-------------------------------

Rocío y Magdalena tienen un blog muuuuy interesante dedicado a informarnos sobre las cosas que podemos hacer para ayudar a mantener este planeta vivo. Por favor, amigos, dense un tiempito y visítenlo porque se pueden aprender muchísimas cosas!


Mozart.

Anónimo dijo...

hola flor muy interesante tu blog y muy buena musica¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ keria saber de tu amigo nicolas entre a su blog y de ahi vengo mi vieja tiene aplasia medular y talves sepas donde s trato el o algun lugar para recomendar muchas gracias!!!!!!!!!!!!!!!

xMOZARTx dijo...

Hola. Nicolás fue un amigo con quien hablaba por msn y blog, nunca lo conocí personalmente; y aunque él siempre me comentaba sobre su tratamiento, no solía darme ciertos detalles, por lo cual, no estoy en condiciones de darte direcciones con certeza. Te recomiendo que escribas en su blog, porque es visitado por familiares y amigos cercanos, y tal vez puedan ayudarte.
Te deseo muchísima suerte y le envió mi energía a tu mamá para que pueda encontrar un buen lugar para tratarse. Saludos!

Mozart.